domingo, 5 de abril de 2009

Discusión orgánica

No no, no me refiero a una sostenida con cierto tipo de intelectual afín al gobierno. Ojalá. La verdad es más textual que eso.

Como toda buena puberta que se precie de serlo, en la prepa yo solía ser bien bien intensa. Una suerte de cumbiera intelectual y pa´colmo me conseguí al novio más desfachatado, desmadroson, ojo alegre etc... Lo bueno es que a esa edad la afinidad es tan básica como que te guste el mismo grupo de música o programa de tele o incluso te fascine el chico. Hormona mata neurona.

Con tanta disparidad de caracteres pasábamos peleando la mitad del tiempo y el resto llenándonos de besos babosos en las jardineras de la escuela.

Un día estábamos en una de nuestras airadas discusiones y mientras yo gritoneaba, me desgañitaba, decía, argumentaba, reclamaba etc... aquél veía hacia abajo.

Yo juraba que estaba reflexionando seriamente en mis palabras, !Por fin me estaba escuchando!

Ilusa!!!

De pronto levantó un poco la mirada y preguntó viendo hacia la jardinera:
¿qui haces planta?

4 comentarios:

Vizarro Man dijo...

juajuajuajuajua, de plano el ignore fue total jojojojojo, saludoss!!!!!

bombón dijo...

JAJAJAAJAJA! es de mis anécdotas favoritas del mundo mundiaaaal. miedo! thank god we're not fifteen anymore.

Catalina Aguilar Mastretta dijo...

HOOLA PLANTA! Enorme. Ya lo había olvidado. jaja tipazo ese guey...

Diego יַעֲקֹב dijo...

He llegado a la conclusión de que la mitad de las cosas que les pasan se las merecen jajaja